15

Más de veintiún años destilando mala hostia

Posted by Eli (Beauty Blog) on 4.2.10 in ,
Por si aún hay alguien que se pregunta el porqué de mi nick:

¡Que te pego leche...!

Estos somos yo y mi puño en 1988, con cuatro años si no fallan las matemáticas. El que me tiene sujeta del brazo para que no me lance contra el fotógrafo es el cura que bautizó a mi hermano. No recuerdo el momento de la foto, pero dicen las malas lenguas que cuando saltó el flash se me giró la cabeza 180º  y comencé a echar espumarajos por la boca y a proferir insultos en alguna lengua extraña.
Menos mal que había agua bendita a mano...

Pero fuera todo esto, yo era una niña muy buena. Un angelito, vaya.







EDITADO
Mi madre tiene una explicación menos cinematográfica y fantasiosa para esta foto: según ella, me quise escapar por ahí y el cura me enganchó para que saliera en la foto. De ahí mi cara de mala hostia al ser retenida contra mi voluntad. Por un cura, además.

|

15 Comments


yo creo que desde que te agarro el cura, llevas el estigma sobre tu espíritu. El de la ostia, me refiero, lo de mala, ya no llego a tanto.


Para empezar, insisto, no eres tan negra. Eres marroncita. Y debajo de tu pose pretendidamente cabreada hay muy probablemente una mujer curiosa, amable, fascinable, sorprendible, casi diría que romántica (pero no me quiero pasar). Si me quieres convencer de lo de la mala ostia tendrás que pagar a algún testigo que diga que le saltaste un diente o le pusiste morado un ojo. Y tampoco me convencerás, claro, porque de un testigo pagado no se puede esperar que sea sincero.
Lo siento, corazón.


Alonso: de la misma manera que los blancos no sois blancos ni los chinos tampoco son amarillos, los negros NO somos negros (a no ser que seas de determinadas regiones de África, en cuyo caso pasas a ser directamente de color antracita)
A saber quién se inventó esa estúpida clasificación.

Y no te fíes de mi cara de santa. Yo callo, observo y escucho y me quedo con cara de tonta, pero en el momento menos esperado salto a la yugular como las cobras. Lo que pasa es que tengo mucha paciencia. Demasiada, diría yo.


Ahí, ahí: el buen negro es el antracita, el mandinga, el que de tan negro parece azul, como las alas de los cuervos. Tú eres una monada marrón. O café con leche, como se suele decir. (Lo de monada va por el gesto de la niña, que anda, vaya vestido y vaya zapatos te pusieron.)
Lo de demasiada paciencia ¿lo dices por mí? Jo. Es verdad que trato de que te enfades conmigo, literal, pero tampoco busco abusar de tu paciencia. Por más que me veas picón, en realidad me caes bien. Sólo que no te creo tan cabreada. Me parece pose. :p
P.S. Ah, al leer lo de "salto a la yugular como las cobras", mi primera lectura ha sido "salto a la yugular como las cabras". Te dejo a ti el análisis del lapsus lecturae.


Lo de demasiada paciencia lo digo por la humanidad en general...¡Si sacara el puño más a menudo me haría respetar más! A lo M.A. Barracus, por seguir la misma línea estética


Por cierto, el vestidito vino de Cabo Verde, que me lo mandó mi abuela xD


Qué maja por dios. Yo desde pequeña he tenido siempre muy mala hostia; mi madre estaba empeñada en que encima de insoportable, era antisocial, pero es que me obligaba a ir a jugar a las barbies con otras niñas que eran unas repipis.
Por cierto, en relación con tu post anterior [con el que me reído una jartá, quizá te pueda interesar esto: http://havuelete.blogspot.com/2010/01/goth-single-ladies.html
Te vas a reír.


Nana: cómo me jode que esos petardos bailen mucho que yo...


Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Lo tenías a huevo para darle en la güevada al güevón, o en su defecto pisotón y carrera.
Conociéndote, virtualmente, cómo eres, se podría haber esperado una rotación total del melón al más puro estilo ninia del exorcista.Cosa que hubiese sido la hostia.
Para
desagravio esta muestra.


di lo que quieras, pero yo te veo cara de buena... con un poco de picardía, pero de buena xD
esos moñetes no los puede llevar un mal bicho ;)


Buena foto. Todos tenemos fotos sorprendentes de pequeños. Y otras de lo más avergonzante. Recuerdo con espanto la cantidad de fotos mías entre 4 y 8 años, con la bragueta rota, el pantalón osuro y el "canzoncillo" blanco. Todavía me avergüenzo. Por no hablar de los bebés desnuditos.
Tenían que estar prohibidas por el colegio de psicólogos, o la OMS o algo.
Gran blog
Un beso
Ramón
(PD: Del feisbuk hablamos otro día)


El comentario de Ramón corrobora que todos tenemos un pasado (más o menos) oscuro.

Hay una foto mítica en la que salgo con cara de muy mala hostia y tenía más o menos la misma edad que tú. En este caso era la boda de mi hermana mayor y se ve que no me hacía (puta) gracia que me agarrasen para la típica foto familiar con los novios. Yo prefería seguir correteando por ahí.
Como esa foto, muchas más... xD
Creo que las únicas que se salvan de las que me sacaron entre los 4 y los 9 años son las de la Primera Comunión xD


eli! no sabia donde dejarte la contestacion a tu pregunta en mi blog. A ver, la mascarilla que me comentas, la de Garnier solo la he encontrado en Eroski. Es el unico sitio donde lo he visto y es cierto, no se por que no aparece en la web de Garnier... Es que los estan retirando?
Saludetess

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 El blog de Eli All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.