5

Crónicas Romanas I

Posted by Eli (Beauty Blog) on 11.1.10 in ,
Como algunos de mis coleguillas sabréis, acabo de venir de una escapadita en Roma con una amiga. La estancia ha estado genial, siempre es agradable cambiar de aires y conocer otros mundos. Encima cuando hemos llegado a España hacía un frío de la hostia, de buena gana me habría vuelto a Roma de no ser porque el último vuelo me dejó con los cojoncillos en la glotis. Aquello parecía el pulpo de la feria...Pero de eso ya hablaré más tarde.

El día D nos levantamos tempranito, los nervios no nos dejaron pegar ojo en toda la noche. De camino al aeropuerto había una niebla del copón y temí que fuéramos a llegar tarde y perder el vuelo a Madrid, pero afortunadamente llegamos con tiempo de sobra. Hasta nos permitimos el lujo de volver a facturación porque la mujer que nos facturó nos había puesto en asientos separados en el trayecto Madrid-Roma, que ya hay que ser melón...Menos mal que el chico que nos atendió nos lo cambió al instante.

Así, sobre las once de la mañana aterrizábamos en Madrid Barajas, con el tiempo justo para hacer un pis y buscar nuestra puerta de embarque (que anda que no es larga la dichosa terminal 4, aquello parece la historia interminable...) Volvimos a despegar rumbo a Roma y por el camino nos topamos con esta especie de cumulonimbos (o lo que demonios sean) tan graciosos. Los vuelos fueron con Iberia, mis expectativas con esta compañía no eran demasiado altas y así lo confirmé al montar en el avión. TCP's (azafatos, en lengua romance) viejunos y un poco rancios, probablemente de la época pre-privatización, cero entretenimiento a bordo (aunque te reparten el periódico gratis) y no te sirven ni un puto vaso de agua durante todo el viaje, lo cual me parece comprensible en una aerolínea secundaria o de bajo coste, pero vergonzoso en una nacional. Deberían aprender de Air Berlin o la Swiss, que te dan genial de comer (en especial esta última) y siempre sirven un piscolabis aunque el vuelo dure una hora. Eché un vistazo a los precios por curiosear y un bocata minúsculo con bebida te salía a 8 euros, vamos, ni que hubieran amasado el pan ellos mismos... Anda que si esa es la imagen que queremos dar de España en el extranjero...

Cuando aterrizamos en el aeropuerto Fiumicino sobre las 2 y pico estaba lloviendo y casi nos cagamos en todo. Estuvimos casi una hora esperando a que salieran nuestras maletas de la cinta, mientras una maleducada a nuestro lado iba cogiendo cada maleta negra que veía aparecer casi tirándonos al suelo, la revisaba por si era suya y luego la volvía a poner en la cinta.

Cuando ya tuvimos las maletas seguimos las indicaciones para el treno y cogimos un tren de cercanías que en unos 45 minutos nos llevó a la estación de Roma Tiburtina. También había la opción de coger el tren Leonardo Express que te lleva a la estación Termini, con la diferencia de que costaba tres veces más y el cambio de transporte iba a ser más lioso así que tomamos la decisión más sabia (el tren salió por cosa de unos 5€, frente a los 15€ del Leonardo Express). Luego en la estación cogimos otro bus que en menos de cinco minutos nos dejó en una parada a unos 100 metros del hotel. Desde aquí doy las gracias y mando un cariñoso saludo al inventor de Google Street View, gracias al cual pude ver desde mi casa como era el barrio donde estaba situado nuestro hotel y moverme por ahí como si ya hubiera estado antes.
Hicimos el check-in, todo genial, el personal muy amable, e incluso un botones nos subió las maletas, la primera vez en mi vida que me las suben, así que le dimos al chico un oiro de propinilla, que semos probes pero no miserables. La habitación estaba genial. Tampoco tenía unas expectativas demasiada altas, ya que saliendo de España, la calidad de los hoteles suele bajar considerablemente independientemente del número de estrellas, pero este hotel hacía honor a las 4 que ostenta:




Hasta nos dejaron dos trocitos de torrone,que es como el turrón español pero con avellanas en vez de almendras (por cierto, al final terminé confirmando el amor de los italianos por las avellanas, las incluyen en multitud de dulces y preparaciones)


También nos sorprendió que los precios del minibar fueran tan razonables (nos habían dicho que Roma era una ciudad cara, pero ahora que ya he estado no estoy nada de acuerdo):



Estábamos reventadas, además a las cinco y media ya era completamente de noche y no habría mucho que ver a esas horas, así que descansamos un poco y luego salimos por el barrio a buscar algo de comer. Dimos con un sitio de pizza a taglio a pocos metros, donde un chico simpatiquísimo nos atendió. Un buen trozo de pizza (el precio va al peso) más la bebida nos salió a cada una por escasos cuatro euros. Estaba muy buena, lo malo es que la calentaron poco y cuando llegamos al hotel ya estaba casi fría. Pero con el hambre que teníamos nos sentamos a devorar mientras veíamos a los concursantes españoles en el Grande Fratello italiano.

Después nos dimos una buena ducha para relajar los músculos y a la diez y cuarto ya estábamos en la cama, de lo agotadas que estábamos. Además al día siguiente nos tocaba madrugar para aprovechar nuestra visita al máximo, así que había que recargar las pilas lo mejor posible.


Continua aquí


|

5 Comments


Espero que hayas disfrutado mucho!


voyage voyage... la la laaa lalalala...

qué envidia das, jodía! ;)


A mi tb me da un poco de envidia... A ver si podemos escaparnos un día y ver Roma. Unos amigos estuvieron tb hace poco y dijeron lo mismo que tu, q de caro nada! Hombre, supongo q si te metes en los grandes ristorantes, te sacan lo q quieren, pero eso como en todos sitios no??
La tele con el Grande fratelo jajja!
:))


Lo mismo me equivoco, pero dicen que un taxi desde el aeropuerto a Roma te sale por los dos willys.
La lista del mueble bar refleja unos precios razonables, para la categoría del lugar.
Espero una narrativa de asuntos más jocosos y mundanos de tu estancia en Roma.


Y la foto del botones majete????

Related Posts with Thumbnails

Copyright © 2009 El blog de Eli All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.